Diferencias entre el pan integral y el pan blanco

¿Pan integral o pan blanco? Esta es una de las preguntas que muchos consumidores se hacen a la hora de comprar pan en la dulcería en San Cristóbal de La Laguna. Es cierto que el pan integral es más beneficioso para nuestra salud, pero las diferencias entre ambos no son tan excesivas como muchos pudieran pensar.

¿Cuál es el más recomendado para los consumidores?

La principal diferencia que encontramos entre el pan integral y el pan blanco es que el primero se elabora a partir de harinas sin refinar. Quiere esto decir que se trata de harinas de diferente grado de extracción, con mayor o menor cantidad de salvado. Esto hace que resulte un pan con un valor nutritivo mayor que el del pan blanco, puesto que es más rico en fibra, vitaminas del grupo B y sales minerales.

El alto contenido en fibra del pan integral ayuda a regular las funciones intestinales. Además, el consumo de este tipo de pan se asocia con una menor presencia de enfermedades como la diabetes de tipo 2.

El pan blanco se elabora con harinas refinadas a las que se les ha eliminado gran parte del salvado. Es por ello que contiene menos fibra que el pan integral y menos nutrientes beneficiosos para la salud. No obstante, sigue manteniendo una cantidad elevada de almidón.

Por cada 100 gramos, el pan blanco aporta 277 calorías y el pan integral 258.

En definitiva, se puede decir que cuanta menos harina tenga el pan que compramos en la dulcería en San Cristóbal de La Laguna más nutrientes conservará.