¿Cómo diferenciar el pan de calidad del que no la tiene?

Hoy en día hay una gran cantidad de alternativas en cuanto a pan se refiere y en muchos supermercados podemos encontrar pan low cost, pero lo cierto es que no se puede comparar con el pan tradicional que se hace en una panadería en San Cristóbal de la Laguna, donde la calidad está a toda prueba.

Así se diferencia el buen pan del que no lo es

A pesar de que el pan low cost es mucho más barato que el tradicional, su calidad no es ni mucho menos ni parecida y además, a la larga, puede repercutir en la salud de las personas que lo consumen. Por eso es necesario reconocer el pan de calidad del que no la tiene.

Uno de los principales signos que demuestran la calidad del pan es la conservación. Lo más común es consumir el pan en el día, pero el pan de calidad puede aguantar sin problema hasta el día siguiente o incluso hay tipos diferentes que pueden durar varios días, algo que no sucede con el pan low cost.

El segundo signo, y quizá el más importante, es el sabor. El pan tradicional sabe al pan de toda la vida, al que comíamos cuando éramos pequeños, algo que no se puede comparar con el pan tan barato que se puede encontrar hoy en día.

La fermentación de la masa madre toma su tiempo y no es precisamente media hora, asimismo para el pan tradicional se utilizan harinas de la mejor calidad para conseguir un producto excelente. El pan de toda la vida tiene una miga elástica, un excelente sabor y una corteza dura y crujiente.